Yo diabético?

“La Salud es un estado integral de bienestar físico, mental y espiritual y no la mera ausencia de enfermedades y dolencias.”

-Organización Mundial de la Salud

Mi primera reacción al enterarme de que tengo Diabetes Tipo 2, fue de sorpresa, de ahí pase al enojo y luego al asombro e indignación! Y es que me di cuenta de los orígenes de mi enfermedad y lo que realmente me estaba pasando cuando empecé documentarme y tratar de entender todos los factores de como llegue a ser diabético. Y aprendí que si bien la diabetes es consecuencia de nuestros hábitos alimenticios y la falta de ejercicio, también es consecuencia del entorno social y comercial el que vivimos, sobre todo porque a los grandes corporativos alimenticios no les interesa  en lo más mínimo la salud de nadie, prueba de esto es el uso indiscriminado y en algunos casos casi criminal de compuestos químicos que destruyen la salud de quien los consume, todo esto bajo la indolente mirada de los aparatos gubernamentales encargados de que esto no suceda. Para ejemplo basta recordar como en el año 2010, en México, fracasó rotundamente el intento de sacar de las escuelas primarias y secundarias de todo el país, aquellos productos “alimentos” chatarra, incluidas las bebidas de cola y similares, de bajo contenido nutrimental. La presión de las grandes compañías fue tal, que no se logró absolutamente nada, a pesar de que en México enfrenta ya una verdadera pandemia de niños y jóvenes con sobre peso mórbido y por primera vez en la historia los casos de diabetes tipo 2 se dan en menores de edad.

Mi otra sorpresa fue el acercamiento  de la “medicina tradicional” con recomendaciones tan vagas e irresponsables como el “Coma Frutas y Verduras” o el “Cuide su salud, Consuma productos Light”.

Ambas recomendaciones son dignas de reflexión; La primera porque no es cierta y la segunda porque los productos “light “están hechos con productos químicos de comprobada toxicidad.  Y aquí es válido preguntar… Quién Vigila que esto no suceda? Y la respuesta, desafortunadamente es… NADIE!

Digo esto porque a la hora de buscar alternativas, debes estar consciente de que tu entorno es en mucho responsable de tu enfermedad. Y es que si vives en una ciudad o centro urbano, lo más probable es que tu o alguien de tu familia sea parte ya de esta pandemia que las autoridades apenas se ha atrevido a reconocer y que puede llevar a los gobiernos y a las familias a la bancarrota en los próximos 20 años. Te toca a ti y solo a ti el velar por tu salud y la de tu familia, sinceramente no esperes a que tus autoridades  se preocupen en retirar del mercado aquellos productos que dañan tu salud.


Leave a Reply